Archivos Mensuales: diciembre 2004

emerge Gentoo

Gentoo¡Por fin me he pasado a Gentoo!
Desde que me compré el portatil había querido instalarle esta distribución, pero principalmente por falta de tiempo no había podido hacerlo hasta ahora.
Para quien no la conozca, Gentoo (pronunciado en español yentú) es una distribución Linux basada en Portage, el sistema de paquetes de BSD. Podeis encontrar una explicación más detallada aquí.
Una de sus mayores ventajas es su versatilidad, ya que te permite crearte tu sistema desde cero, incluso compilando todos los paquetes con parametros de optimización específicos para tu máquina, lo que aumenta con creces el rendimiento.
La forma básica de instalar un paquete es muy sencilla gracias a la utilidad emerge. Por ejemplo, si queremos añadir a nuestro sistema el navegador Firefox, solo tendremos que teclear:

emerge mozilla-firefox

Los pasos que he seguido para instalar esta distribución son los que se explican en el manual oficial en castellano (apoyandome también en el inglés, porque la traducción no siempre es del todo correcta).
Por si a alguien le interesa, los parametros CFLAGS y CXXFLAGS que he usado en mi portatil (que tiene un procesador Intel Centrino Dothan a 1,5 GHz) son los siguientes:

CFLAGS=”-march=pentium4 -O2 -pipe -fomit-frame-pointer -frename-registers -fprefetch-loop-arrays -mfpmath=387 -falign-functions=64 -ffast-math -fPIC”
CXXFLAGS=”-march=pentium4 -O3 -pipe -fomit-frame-pointer -fprefetch-loop-arrays -mfpmath=387 -falign-functions=64 -ffast-math -fPIC”

He optado por empezar desde el Stage 1, es decir, compilarlo todo, para que así aproveche al maximo los recursos de mi equipo. La verdad es que para tenerlo todo listo he tardado varios días, pero creo que la espera ha merecido la pena.
Despues de instalar el sistema base, he seguido alguna de las guías de configuración del escritorio, como por ejemplo la de XOrg, Gnome, Alsa, etc.
También me han sido utiles el Manual para castellanizar Gentoo , The Gentoo Framebuffer, Bootsplash & Grubsplash How-To y la Documentación sobre Guiones de inicio.
Aún se me quedan otras cosas en el tintero que espero poder ir comentando en sucesivos posts.

Anuncios

El Día del Sol

¿Porque se celebra el 25 de Diciembre la Navidad? Esta sencilla pregunta tiene una explicación todavía más sencilla.
En los orígenes del Cristianismo (allá por el año 345) la iglesia estableció esta fecha como día de adoración del nacimiento de Jesús para intentar ocultar la fiesta pagana de los romanos “Natalis Solis Invicti” que se celebraba ese mismo día, y en el que se rendía culto al dios Sol. Si bien, esta fiesta romana proviene de una celebración egípcia mucho más antigua en la que también se adoraba al Sol.
Otros símbolos de la Navidad también tienen un origen mucho más antiguo, como por ejemplo el �rbol de Navidad, el cual proviene también de una tradición romana y anteriormente egipcia. Estos últimos utilizaban una palmera (en vez de un abeto) como símbolo del Mesías pagano, Baal-Tamar.

Ante todo esto solo me queda desearos un Feliz Día del Sol.

¿Plagiado?

Llevaba varios días en los que me entraba una sensación de deja vu cuando veía alguno de los anuncios navideños de Movistar. El momento de esa sensación era justo al final del anuncio, al leer la frase esa de “Hablar, ver, sentir“. Me decía a mi mismo: ¡Esto a mi me suena de algo!.
La solución la he encontrado hoy al echar un vistazo al histórico de mi blog, y es que hace algún tiempo escribí un post titulado Ver, escuchar, sentir.
¿Un parecido muy sospechoso, no? ¿Tendría que pedir derechos de autor? ¿O querrá esto decir que tengo alma de publicista?
Bueno, fuera ya de bromas, y por si acaso no puedo escribir durante estos días, os deseo a todos unas felices fiestas y próspero año nuevo.

No es lo mismo

Esta año le falta algo a nuestro árbol de navidad, los tan deseados muñecos de chocolate, conocidos antiguamente como muñecolates. Y es que nos ha sido imposible encontrar ningún comercio de nuestra ciudad que los venda.
Así que el día de reyes me quedaré sin comer este preciado manjar, que probablemente sea sustituido por un huevo de chocolate. Aunque, no es lo mismo.

Meñecolates